Vos el árbol, yo tu semilla.

Hace un ratito encontré una foto, una foto vieja, una foto hermosa, una foto que me hizo acordar de vos, tomándome un mate cocido y pensando en vos. Me pasa mucho, porque dicen que estas fechas son para pasarlas con la familia. La familia de uno no siempre está donde la buscamos, a veces está en la estrellas o en la mano que camina a nuestro lado.

Mi viejito, mi gruñón, cómo extraño ir darte de un beso después de las doce! Como duele saber que ya nunca va a pasar. Te fuiste tan rápido, y yo estaba tan lejos.

Como todos los años que no estás acá abajo, acordate que a la doce miraré por la ventana, da igual en que lugar del mundo me encuentre… vos estás ahí, en mis estrellas.

No te olvides nunca de una cosa… vos fuiste el árbol, que tuvo un fruto y de ahí salí yo: tu semilla. Soy más tuya que otra cosa, sos la madera que mantiene las estrellas calentitas. Te quiero abuelo!!

 

(C) Natali Prigioni 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: