Ver con claridad

La claridad no es para mi un misterio, no es un capítulo de la vida, es sensatez, tanto para lo bueno como para lo malo. Mantener mis ideas y pensamientos ordenados. Distinguir el bien del mal. Apostar por mis elecciones con criterio, defender aquello que amo con la certeza de conocer y saber qué es aquello de defiendo, sin disfraces ni mentiras.
Si digo que amo a mi perro, lo amo, y sé claramente que es un poco malo, que tiene mal carácter, que le encanta comer pavo y masticar mis zapatos.
La vida está llena de cortinas de humo, el humo puede tener muchas formas diferentes, a veces es una cara bonita, a veces es una actitud aparentemente altruista y a veces es nuestro propio corazón que lleno de sentimientos lo nos impide ver con claridad y justificar actos que son objetivamente malos.
Yo digo que a veces llueve, llueve y escampa. Cuando esto ocurre se van las nubes, se va el humo, vemos… vemos y analizamos todo aquello que estaba oculto tras esos “velos” y descubrimos lo que significa ver con claridad.

Hace tiempo que no llueve… debería llover más, sobre todas las cabezas. (C)
Pensar con claridad

@porunmundomejor

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: