Si tú bailas

Mi vida, mi amor, mi sol y mis estrellas,

Creces a toda prisa y cada día mi corazón crece contigo, porque te veo y el mundo cambia. 
Eres maravillosa, mi pequeña maravilla. 

Mientras quepas en mis brazos, mientras mis brazos tengan fuerza e incluso si dejan de tenerla, te abrazaré.

La vida se ha vuelto un arcoiris desde que naciste, eres el filtro que lo vuelve de todo de mil colores.

Te veo bailar y bailo, mi corazón baila contigo. Bella por dentro, bella por fuera. 

Quiero llenarte de besos el alma, poco a poco, sin abrumarte, que crezcas rodeada de amor, de achuchones, porque así eres tú… dulce, como un algodón de azúcar (y un poquito rosa), suave y apretujable, mimosa y a la vez un poco rebelde. 

Soy una mamá, me diste ese regalo, la vida me dio ese regalo, tú, tu existencia, tu vida es mi regalo, mi vida y todo lo que ha ido pasando, todo me condujo a donde estoy ahora y estoy agradecida por ello, eres muy especial para mi y para todos los que te amamos. 

Baila mi amor, baila como si nadie te estuviera viendo. La vida es un baile y tú eres mi canción favorita. 

Te quiere,

mamá.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: